Mostrando entradas con la etiqueta MEMBRILLOS COCIDOS EN ZUMO DE GRANADA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MEMBRILLOS COCIDOS EN ZUMO DE GRANADA. Mostrar todas las entradas

MEMBRILLOS COCIDOS EN ZUMO DE GRANADA

La compota de manzana siempre ha sido un clásico navideño.

Tras un par de pruebas, he cambiado algunas cosillas, para hacerla aún menos dulzona y más natural. Al final mí me encantó el resultado, porque el membrillo, la granada y la naranja forman un power trio que ni Nirvana. Y puede servir tanto como postre como de acompañamiento.

Ingredientes
Para 4 personas
2 membrillos grandes
6 granadas
1 naranja
1 limón
1 clavo
1 vaina de vainilla
50 g de azúcar moreno
Queso quark o helado de nata o vainilla para acompañar

Preparación
1. Partir las granadas por la mitad. Desgranarlas golpeándolas con una cuchara o pala de madera sobre un bol (ver técnica en este vídeo). Reservar un par de cucharadas para decorar, y triturar y colar el resto para obtener el zumo. Probarlo: si está ácido, entonces no usar después el limón.

2. Lavar, pelar, partir en cuartos y descorazonar los membrillos. Meter la piel y los corazones en una redecilla de cocina, gasa o trozo de paño (si no se tiene o se es torpe por naturaleza, desecharlos).

3. Pelar la naranja, conservar la peladura y exprimir el zumo.

4. Poner en una cazuela los trozos de membrillo, el atadillo de pieles y corazones, el zumo de granada, la peladura de naranja, su zumo, el clavo, la vainilla cortada longitudinalmente y, si la granada no está ácida, una cucharada de zumo de limón. Cocer a fuego suave unos 20 minutos, o hasta que el membrillo esté tierno. Es posible que el hervor haga algo de espuma marrón; si es así, retirarla con una espumadera o cucharón.

5. Sacar los trozos de membrillo y continuar la cocción del líquido hasta que quede una textura de sirope ligero. Quitar las pieles y los corazones, exprimiéndolos bien para que suelten todo el líquido. Desechar la piel de naranja, el clavo y la canela. Devolver los trozos de membrillo a la cazuela. Hasta aquí se puede hacer con antelación.

6. Calentar un poco el membrillo hasta que estén templado. Servir con queso quark o helado, el sirope de la cocción y los granos de granada reservados por encima.